dilluns, 6 d’abril de 2015

Compositores Clásicos: Leopold Kozeluch



Leopold Kozeluch, nacido en 1747 y fallecido en 1818, fue un compositor y profesor checo prácticamente postergado en la actualidad.

Kozeluch legó más de 400 composiciones -entre ellas alrededor de 30 sinfonías, 22 conciertos para piano y más de 20 sonatas para teclado-, pero muchas de sus obras aún no han sido interpretadas o grabadas en nuestro tiempo.

La mayoría de sus obras son de corte clásico, pero las más tardías ya muestran, como las de su contemporáneo Wolfgang Amadeus Mozart, los primeros brotes del pre-romanticismo.


Nació en Velvary, una pequeña villa de la República Checa, y fue bautizado como Jan Antonin. Posteriormente cambió su nombre a Leopold Anton para distinguirse de su primo y profesor Johann Antonin Kozeluch.

En 1771 compuso su primera obra, un ballet para el teatro nacional de Praga, seguidas de otras 25 para las siguientes sesiones del teatro.

En los años 1780 ganó reputación de gran pianista y le ofrecieron la posición de Wolfgang Amadeus Mozart en Salsburgo, la cual rehusó. Tras la muerte de Mozart aceptó su posición como compositor de la corte en Praga.

En sus últimos años se acrecentaron las criticas reaccionarias sobre el carácter prolífico del compositor, sobre sus obras enfocadas hacia el romanticismo musical y el continuo uso que hacía del término 'trio sonata' para nombrar sus tríos para piano.


Para terminar, únicamente queda decir que podemos esperar a que la vida y obra de este notable compositor salga de la sombra del olvido (ni siquiera tiene página en castellano en la wikipedia) para valorarla en su plenitud y poder colocar a Leopold Kozeluch en el lugar que se merece.

Obras Importantes


Sonatas para Pianoforte

De sus sonatas para teclado destacaremos las últimas que escribió para el piano. Éstas son las Op.20 No.3, Op.26 No.3, Op.15 No.1 y Op.38 No.3, de las cuales la más imaginativa y pre-romántica es la Op.20 No.3.


Trío Sonata en Sol menor Op.12 No.3

Kozeluch explotó esta polémica 'forma musical' escribiendo la friolera de 63 piezas. Éste es el más destacable de los que se han llegado a grabar.


Sinfonía en Sol mayor

Mero ejemplo de su producción sinfónica.


Concierto para piano a 4 manos

Obra inusual, pues existen muy pocos conciertos para piano a 4 manos y quizás éste sea el primero de todos ellos. Se le suele atribuir el mérito a Carl Czerny pero su concierto fue compuesto después de la muerte del compositor polaco. Sus otros conciertos para piano (los que se pueden escuchar) son equiparables en calidad, almenos en su mayoría.


Dos Conciertos para Clarinete

Estos agradables conciertos gozan de una relativa fama entre sus composiciones.



0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...