dilluns, 20 d’octubre de 2014

Roberto Ferri, el Caravaggio del siglo XXI



Impalpabilli tracce del cielo (2010-2011)

Con el nacimiento de la cultura de la imagen, es decir, la fotografía y el cine, el arte dejó de interesarse por el realismo. Intentar representar el mundo tal y como se nos presenta ya no era necesario pues había medios para captarlo con total exactitud y mucho menos esfuerzo. Por eso, las obras artísticas sufrieron una evolución a partir del siglo XX y lo que empezó a interesar a los pintores no era la forma ni el fin, sino el significado. Sin embargo aun artistas de hoy en día son capaces de mezclar estas dos características, creando un tipo de arte que en un primer momento nos resulta muy familiar pero que, en realidad, no se ha hecho nunca.


Tristezze della luna (2005-2009)

El nombre de uno de estos artistas es Roberto Ferri, pintor italiano nacido en Taranto en el año 1978. Sus principales inspiraciones son los artistas barrocos, en especial Caravaggio, y otros maestros del Romanticismo, el Academicismo y el Simbolismo como Jean Louis David, Ingres, Bouguerau o Géricault. Estos artistas le inspiraron a definir lo que él llama su 'propia poesía'. En sus primero años fue autodidacta hasta que en el 1999 se trasladó a Roma para aumentar sus conocimientos sobre pintura moderna a partir del siglo XVI.


La nascita dell' eclissi (2005-2009)

La técnica principal de este artista, como la de tantos otros es el claroscuro, que descubrió de niño. En una entrevista dijo: 'Desde entonces quedé fascinado con el tenebroso mundo de la sombra y la luz radiante, fue así que quise hacer mía esa técnica, para narrar mi mundo'. Roberto define su arte como un mundo hecho de placer y dolor, donde Eros y Tánatos se mezclan. Los sueños y las pesadillas forman parte de las imágenes de su interior y sus cuadros son ' como ventanas abiertas a todo ello que es la parte más íntima, más escondida, más hermética, pero también la más sensible' En sus cuadro vemos carne, placer, transgresiones, ángeles caídos, luciferes, paraísos, sirenas... Además lleva a cabo una simbiosis entre lo profano y lo sagrado, entre el bien y el mal. Sus pintura son casi oníricas y producen asombro a quien las observa.


Eros Anteros (2005-2009)

Su primera exposición individual se realizó en el Centro de Arte Contemporáneo Luigi Montanarini. Después hubo otras como Los animales y los dioses en la galería Il Labertino en Roma o la más reciente, titulada Roberto Ferri y la eternidad de la pintura, en Florencia. Esta última supuso recuperar la gran tradición del arte figurativo en la ciudad, capital de la pintura durante siglos. A partir de ese momento los coleccionistas se pelearían por conseguir sus obras, que se encuentran repartidas por todo el mundo, desde Italia a Estados Unidos, pasando por España o Qatar.


Salmance e ermafrodito (2005-2009)

La anatomía perfecta de los cuerpos se presenta en poses y expresiones que recuperan los modelos clásicos pero añadiéndoles un toque diferente. Utiliza un instrumento de la modernidad: el surrealismo, el cual envuelve sus obras con formas abstractas. Importantes críticos de arte han llegado a decir que sus obras son un mix de 'sabiduría, pasión, empatía, gracia y morbosidad sadomaquista' También se la ha comparado con Dalí pero con una pintura mucho más carnal.


Sfinge (2005-2009)

El famoso crítico de arte italiano Vittorio Sgarbi define a Roberto Ferri 'como un fenómeno, admirable (...) pinturas académicas sorprendentemente modernas y transgresoras, que tienen un efecto borgesiano:piden y obtienen sorpresa, delante de ellas no sabemos decir en qué época estamos' El artista se ha atrevido incluso a criticar el arte contemporáneo, como apasionado del arte realista, incluso citando a artistas como Damien Hirst, del que dijo: 'es un excelente hombre de negocios, pero para mí el arte es otra cosa'


San Sebastiano (2005-2009)


Prigione di lacrime (2005-2009)

Desde luego Roberto Ferri puede parecer un pintor más, que imita y reproduce lo que se hizo durante siglos. 'Otra vez lo mismo' pensarán algunos. En el mundo actual la novedad es casi tan necesaria como el respirar. Pero creo que lo que de verdad quiere transmitirnos es que, aunque las normas sean las mismas, la pintura nunca es igual. Este artista mezcla elementos que un pintor barroco no podía aportar por numerosas razones. El ser humano no es el mismo en el siglo XVII y en el XXI, ni tiene las mismas referencias. 

Al mezclar una iconografía clásica y un simbolismo contemporáneo hace que sus obras nos confundan y nos hagan observarlas en profundidad. Podemos ver la belleza del realismo y a la vez sabemos que aquello que representa no es posible verlo en el mundo tangible, ya que posee rasgos que pertenecen a la imaginación. El papel de la religión y la mitología tiene un papel importante, conjuntamente con la desnudez, que es tratada de manera natural y a veces, con un fuerte sentido sexual..


Melodia fatale (2010-2011)


Lamia (2010-2011)

Este artista también nos recuerda el valor y trabajo que hay detrás de una buena técnica pictórica, haciéndose un hueco entre tantas obras conceptuales y abstractas, que no requieren un trabajo manual en su realización. El arte contemporáneo cambió el concepto que se tenía de una obra artística y personas como Roberto Ferri pueden hacer que el antiguo concepto resurja, sin que se pierda un ápice de modernidad.


Facilis descensus Avernus (2010-2011)


Tomba Lacrimata (2012-2014)


Angelo caduto (2005-2009)

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...