diumenge, 1 de desembre de 2013

Pete Doherty, un artista controvertido

           Doherty lleva una década en el ojo del huracán, en estos diez años le ha dado tiempo a realizar todo tipo de escándalos y ser una fuente inagotable para los tabloides ingleses. Su relación con la modelo Kate Moss y su adicción a las drogas han hecho que apareciese más veces en las portadas de revistas sensacionalistas que en las de música, pero parece que a él no le importa, solo quiere saber dónde está la siguiente juerga. En esta entrada repasaremos algunos de sus “mejores” momentos.



Problemas con la justicia: Pete Doherty ha sido arrestado tantas veces que ni debe llevar la cuenta, en su currículo aparecen desde delitos como robo o posesión de cocaína pasando por conducción ebria y hasta un posible delito de homicidio imprudente, se trata de Robyn Whitehead, que al parecer murió cuando le realizaba un documental a Pete y, pese a que el tema está cubierto con un halo de misterio, se dice que fue por una sobredosis que el mismo Doherty le proporcionó, también fue investigado por la muerte del actor Mark Blanco que cayó desde un balcón después de una pelea con Doherty. En los dos casos no fue condenado por falta de pruebas.



Su adicción a las drogas: solo Doherty sabe lo que se ha metido en el cuerpo (reconocidas por él: heroína, crack y cocaína), en alguna ocasión incluso ha tenido que ser reanimado a causa de una sobredosis. Probablemente ya ha vivido más de lo que esperaba y no parece tener intención de rehabilitarse, lo ha intentado varias veces pero con nefastos resultados, no llegando a durar ni una semana, en ocasiones ni 24h, en centros especializados. Uno de sus comportamientos más censurados fue en 2008, Doherty subió un video en su cuenta personal de youtube consumiendo crack, actitud que fue ampliamente condenada por los medios ingleses y fue retirado rápidamente por youtube.

Amistad con Amy Winehouse: pues sí, estos dos músicos tuvieron una amistad que duró hasta la muerte de Amy (no sé qué tendrían en común…). Al morir, Pete Doherty se tuvo que mudar de Londres a París porque decía que el fantasma de Amy Winehouse estaba en su casa. Luego Doherty confesó que habían sido amantes un tiempo, pero lo ocultaron a la prensa. De su amistad incluso surgió alguna colaboración artística: pintaron el cuadro que veis justo debajo utilizando su propia sangre y fue vendido por 35.000 libras.

La parte de la derecha se supone que es un autorretrato de Amy

Pete Doherty y el himno alemán: nuestro querido personaje en 2009 protagonizó una de sus actuaciones más polémicas, estaba en Múnich cuando en medio de su concierto para una radio, entonó el himno nacional alemán "Deutschland, Deutschland ueber alles" con las estrofas introducidas por los nazis, cosa que provocó indignación entre los asistentes y obligó a la emisora a cancelar la señal. Pete se disculpó diciendo que solo quería integrarse con el público y que no era consciente de lo que representaban aquellas palabras. Sea como fuere, su actuación fue muy criticada y hasta comparada con la del disfraz de nazi del príncipe Harry, desconozco si se conocen, pero desde luego harían una buena pareja.

Todo esto no es más que la punta del iceberg de todo el expediente Doherty, además hay que añadir su tormentosa relación con Kate Moss y los problemas que ha tenido con sus bandas de música (The libertines y Babyshambles), entre los que se encuentran sus enfrentamientos con Carl Barât.

Pero Pete Doherty sigue haciendo lo que mejor sabe, hace unos meses salió a la venta su último álbum “Sequel to the prequel”, álbum que personalmente me parece lo mejor que ha hecho desde que abandonó The libertines.



No quería acabar sin rendir tributo a su música, con la que después de su aclamado debut “Up the bracket”, fue considerado como uno de los músicos más prometedores de la escena indie británica de principios de siglo.



0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...