diumenge, 3 de novembre de 2013

Las diez mejores películas de Stanley Kubrick






1- 2001: Una odisea del espacio (2001: A Space Odyssey, 1968)


Obra maestra absoluta del género de Ciencia ficción. Uno de los mejores films de todos los tiempos que lleva al extremo el simbolismo y la innovación técnica de su autor. La belleza de sus imágenes y la profundidad de su trama resultan inalcanzables para los artistas comunes. 




2- Barry Lyndon (ídem, 1975) 


Probablemente, el film más bello de todos los tiempos. Kubrick alcanza en él cotas de perfección difícilmente igualables. Resulta la adaptación más fiel jamás realizada en el cine del siglo XVIII. Esta película se encuentra en una posición privilegiada en la historia del séptimo arte.



3- Senderos de gloria (Paths of glory, 1957)


Impresionante film antibelicista en el que se plantea el absurdo de la guerra y los despropósitos acontecidos dentro de los comandos militares durante la primera guerra mundial. Míticas resultan las últimas escenas de la película y la inolvidable y cruda representación que realiza el director neoyorquino de la trincheras.



4- Eyes wide shut (ídem, 1999)


Una de las películas más infravaloradas de todos los tiempos. Supuso la culminación perfecta del arte del director estadounidense. Misteriosa e inquietante, compleja y fascinante, es de visionado imprescindible.




5- La naranja mecánica (A Clockwork Orange, 1971)


Polémica y genial adaptación literaria de la novela de Anthony Burgess que supone uno de los ejercicios de estilo más conseguidos de nuestro director. Pese a la crudeza de la historia, Kubrick dirige un film de gran belleza que estuvo prohibido durante 30 años en el Reino Unido.




6- ¿Teléfono rojo? Volamos hacia Moscú (Dr. Strangelove, or How I Learned to Stop Worrying and Love the Bomb, 1964) 


Demoledora sátira sobre la guerra fría en la que Kubrick plantea los peligros atómicos presentes en la época. Con una inolvidable actuación de Peter Sellers en distintos papeles, una puesta en escena insuperable y una severa crítica política, obtenemos una de las mejores y más inteligentes comedias jamás filmadas.




7- El resplandor (The shining, 1980)


Obra cumbre del género de terror. El resplandor resulta absolutamente inquietante y nos lega algunas de la imágenes más espeluznantes y, a su vez, memorables, que uno pueda recordar. La mística que rodea la película a dado lugar a numerosas especulaciones sobre su significado y se ha convertido en una obra de culto para los amantes del género.


8- Atraco perfecto (The killing, 1956)


Extraordinario thriller que se ha convertido en uno de los más reconocidos éxitos del cine negro Norteamericano. Considerada por muchos como uno de los mejores trabajos de su director, lo que es incuestionable es que fue la primera gran película de Stanley Kubrick.




9- La chaqueta metálica (Full Metal Jacket, 1987)


Excepcional film bélico en el que Kubrick propone un nuevo enfoque en dicho género. Pese a que la segunda parte del film no mantiene la excelencia de la primera -situada en la academia militar-, nos encontramos ante una de las mejores películas sobre la guerra de Vietnam.




10- Lolita (ídem, 1962)


Provocador e inteligente film en el que Kubrick adapta una de las historias más perversas de Vladimir Nabokov. En 1962 Kubrick ya se encontraba seguro de su talento y Lolita es una gran prueba de ello.



4 comentaris:

  1. ¿Debo entender que la primera es mejor que la última o son solo las diez mejores?

    ResponElimina
  2. Lo principal es la selección de las 10 películas, pero es cierto que las he establecido en orden de preferencia. Resulta claramente subjetivo pero considero que era de mayor interés así.
    Cuando se publique una lista sin orden se especificará y aparecerá en orden cronológico.

    ResponElimina
  3. Echo en falta Espartaco. Vale que sea la obra con menos marca personal de Kubrick, pero no por ello deja de ser un peliculón. Estamos hablando de un film donde se lleva la revolución a la pantalla, algo complicadísimo -y perseguidísimo, sólo hay ver qué ocurrió durante la década anterior al estreno de Espartaco- para los Estados Unidos de su época.

    ResponElimina
  4. Me costó mucho dejar fuera Espartaco, no lo dudes, pero sólo podían ser diez. Como bien dices, que sea el film menos personal de Kubrick y que no realizara él mismo el montaje -Kubrick prefería que la película fuera en blanco y negro, por ejemplo- pesó mucho en mi decisión. De todas formas, considero Espartaco un film al nivel de Lolita o La Chaqueta metálica.
    Un saludo y gracias por tu aportación.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...