divendres, 7 de novembre de 2014

Following, la primera película de Christopher Nolan


Christopher Nolan es ahora mismo uno de los directores más conocidos del mundo y una fábrica de hacer dinero para sus productores. Películas como Origen o la trilogía de Batman son un buen ejemplo de ello. ¿Pero quién era Christopher Nolan antes de que nos regalara en el año 2000 una película tan inquietante y original como Memento? ¿Cuáles fueron sus primeros pasos en el mundo del cine?



Nolan estudió literatura inglesa en Londres a la vez que compaginaba sus estudios con la realización de cortos. En 1998 estrenó Following, su primer largometraje que contó con la ayuda de algunos de sus compañeros de estudios en la actuación. Following contó con un presupuesto de 6.000$ -una nimiedad si tenemos en cuenta los proyectos actuales de Nolan que sobrepasan los 100 millones- y se realizó durante los fines de semana.

Following nos cuenta la historia de un escritor que desempleado y falto de inspiración se lanza a la calle para seguir a personas y así intentar conseguir alguna historia que escribir. En un determinado momento un hombre le descubre, pero este no es un hombre cualquiera, se trata de Cobb, un asaltador de casas ajenas que realiza esta actividad por puro placer. A partir de aquí, la trama se convierte en un thriller con muchos giros inesperados que culmina con un sugerente final.



La película se fundamenta en un buen guión; ambicioso y coherente hasta cierto punto. No hay ni rastro de esos efectos especiales tan típicos en las películas del actual Nolan -lógico por el presupuesto-, pero sin embargo no se pierde el interés en ningún momento, aunque ayuda que la duración de la película sea muy escasa. Lo que sí vemos en Following y que podríamos decir que lo ha ido repitiendo a lo largo de su carrera es esa tendencia a los thrillers psicológicos, a una estructura temporal no lineal y a una ambientación que sólo Nolan sabe crear.

La película cosechó buenas críticas en círculos independientes pero su distribución fue escasa. Pese a eso, consiguió financiación suficiente para rodar Memento, la película que le lanzó al estrellato. Las similitudes entre Memento y Following son incuestionables y podríamos decir que fue su embrión. La primera película de Christopher Nolan no se estrenó en España pero es posible visualizarla ya que se encuentra en dvd y colgada por la red.



Following es una película que podríamos considerar como indie y que para algunos se trata de una película de culto, además es la muestra de que Nolan también sabe hacer un gran largometraje sin tener más de 100 millones de presupuesto y es útil para visualizar detalles del gran cineasta que se convertiría en los siguientes años.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...