dissabte, 1 de novembre de 2014

Grimshaw y la magía de la luz

John Atkinson Grimshaw (Leeds, Yorkshire del Norte) nació el 6 de septiembre de 1836. Fue un pintor de la época victoriana conocido sobre todo por sus escenas nocturnas y paisajes.


En 1861 dejó su trabajo en el Great Northern Railway, para iniciar su carrera artística como pintor. Comenzó a exponer en 1862, ayudado por la Sociedad Filosófica y Literaria de Leeds, con pinturas, en su mayoría, de aves, frutas y flores. En sus primeras obras podemos notar la influencia de la doctrina de John Ruskin; al mismo tiempo, adopta la minuciosa técnica prerrafaelita de otro pintor de Leeds, John William Inchbold. Le fascinaba de igual manera el arte relativamente nuevo de la fotografía, y es posible que recurriera a la cámara oscura para desarrollar sus composiciones con más claridad. Hacia 1865 renunció a este estilo artístico.

Pintó muchas escenas urbanas cuyos rasgos más característicos son la luz de la luna y las sombras. Las ciudades y los puertos que representó más a menudo son los de Glasgow, Liverpool, Leeds, Scarborough, Whitby y Londres. Son estas obras las que le han dado fama, aunque también creó paisajes, retratos, escenas de interior, composiciones con hadas y temas neoclásicos. Pintó básicamente para clientes particulares. Sólo expuso cinco cuadros en la Royal Academy entre 1874 y 1876.


Nightfall Thames


November


Battersea Bridge


Blackman Street London


Canny Glasgow

Hacia 1870, por el éxito obtenido por sus obras, pudo alquilar una mansión del siglo XVII para convertirla en su residencia en Knostrop Old Hall, donde viviría hasta su muerte. A finales de la década de 1870, alquiló otra casa en Scarborough para permanecer en los meses de verano, a la que llamaba su "castillo junto al mar". Las dos localizaciones quedaron reflejadas en varios de sus cuadros. Algunos de sus hijos, Arthur Grimshaw (1864–1913), Louis H. Grimshaw (1870–1944), Wilfred Grimshaw (1871–1937) y Elaine Grimshaw (1877–1970) fueron también pintores.

Grimshaw transmitió la niebla y la bruma con tanta precisión como el frío y la humedad que penetra el pesado ropaje de las pocas figuras despiertas. Sus cuadros fueron innovadores aplicando la tradición de las imágenes rurales a la luz de la luna y la ciudad victoriana.


Evening Glow


Elaine


The lovers


Auttum Gold

En los últimos años de su vida trabó una profunda amistad con James McNeill Whistler que admiraba su obra y que admitió: «Me consideraba el inventor de los paisajes nocturnos hasta que vi el cuadro de Grimmy con un claro de luna» Grimshaw no dejó cartas, diarios o documentos por lo que los estudiosos y los críticos tienen poco material sobre el que basar la comprensión de su vida y carrera artística. Murió en Leeds el 31 de octubre de 1893.

La magia que albergan los cuadros de este pintor es fácil de captar y muy difícil de describir. Lo descubrí hace un año y no dejo de enamorarme cada vez que veo uno de sus lienzos. Te transportan a sus paisajes, donde te envuelve la luz y el color. Sin duda, se ha convertido en uno de mis artistas favoritos.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...