dijous, 12 de febrer de 2015

Compositores Barrocos: Georg Frideric Händel


"Handel entiende el efecto mejor que todos nosotros;
cuando quiere, golpea como un rayo."
                                 W.A. Mozart

Georg Frideric Händel, nació en 1685 en Alemania y falleció en 1759 en Inglaterra. Fue el gran artista, viajante y empresario del siglo XVIII.

También fue el primer compositor en adaptar y enfocar su música a las necesidades y gustos del pueblo llano y no a los de la nobleza.


Aunque actualmente es conocido casi exclusivamente por su oratorio "El Mesías", su "Música Acuática" y su "Música para los reales fuegos artificiales", su basta obra recorre tanto la escritura contrapuntista alemana, la melodía operística italiana y la música inglesa. Su famosa Sarabande forma parte de una suite para teclado y la versión orquestal que se escucha habitualmente es una mera transcripción posterior a la muerte del compositor.

Siendo así que el estilo de Händel, al igual que el de su contemporáneo Johann Sebastian Bach,  es una perfecta síntesis de los principales estilos nacionales musicales de su época. Además, es el más fiel heredero del estilo inglés de Henry Purcell, siendo el verdadero continuador de la tradición de este compositor británico. 

En el terreno de la ópera, Händel se alza como uno de los artistas más importantes, históricamente hablando, y como el más célebre en el periodo barroco, donde  llegó a componer 46 de estas obras.

Su música para teclado es una de las más altas cimas del barroco instrumental, junto con la de Bach, Rameau, Couperin y Domenico Scarlatti.


Antes de dedicarse a la música, Händel estudió derecho. Tras un breve periodo de tiempo en la universidad se trasladó a Hamburgo para ocupar un cargo en la orquesta del teatro de la ópera, donde compuso su primera ópera, Almira.

Después de esto, en 1706, viajó a Italia y luego estuvo en Hannover, donde aceptó el cargo de director de música en la corte del elector. Gracias a que este trabajo le permitía viajar fue a Londres, donde la ópera italiana empezaba a popularizarse. Después de una breve vuelta a Hannover, regresó a la capital inglesa para quedarse al tener éxito una de sus óperas.

Cuando su elector heredó la corona de Inglaterra como Jorge I en 1714, el compositor entró en la corte real. La década siguiente su fortuna era itinerante, al competir con la ópera italiana. En cambio sus oratorios y otras obras corales tuvieron mucho éxito,

Durante la última década de su vida sufrió a causa de su salud; tuvo dos infartos y a los 70 años empezó a perder la vida. Aún así siguió componiendo y supervisando producciones hasta su muerte.


Fue enterrado con los honores debidos en la Abadía de Westminster, panteón de los hombres más célebres de Inglaterra.

Su legado permanecerá en el corazón de Europa hasta el fin de ésta.


Tumba de Händel en la Abadía de Westminster


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...