dissabte, 26 d’octubre de 2013

Bukowski nunca pasa de moda


Es oficial, Bukowski ha vuelto. ¿O nunca se fue? En cualquier caso, el otro día vi a una mujer de mediana edad en el metro con un ejemplar de Factotum. Tuve que fijarme bien, acostumbrado a ver los varios tomos de Cincuenta sombras de Grey, aquello me sorprendió más aún.


Siempre he tenido la sensación de que al bueno de Bukowski solo lo leía la gente de entre 15 y 25 años, cuando importa más la historia que la forma en que te la cuentan y cuando se prefieren las frases cortas y directas que las subordinadas complicadas. He de decir que yo estoy entre esa franja de edad, así que todo esto son solo conjeturas. 

Al ver aquella mujer pensé, ¿desde cuándo conocía yo a Bukowski? Lógicamente recuerdo los primeros relatos que leí suyos, pero, ¿desde cuándo sabía de su existencia? No lo recordé, quizás Bukowski siempre había estado ahí y no me había dado cuenta. Nunca vino nadie a decirme “- Eh ¿Conoces a Bukowski? Es escritor.” Y como siempre, nunca creo ser el único al que le pasa algo. Apostaría dinero (raro en mí), a que puedo preguntar por la calle qué tipo de oficio puede tener alguien que se apellide Bukowski, y estoy seguro de que la mayoría dirían que escritor, independientemente de si lo han leído o no.

Entonces me pregunté, ¿desde cuándo es una moda Charles Bukowski? Después de un breve, muy breve trabajo de investigación hallé un curioso artículo en el País de Francisco Umbral, más conocido por aquello de "He venido a hablar de mi libro". No soy un lector muy habitual del diario El País precisamente, así que no me preguntéis como lo he encontrado. El artículo se publicó el 6 de setiembre de 1978.

Paco, para los amigos, comenta que Bukowski se ha vuelto una moda entre los “progres” de Madrid, los hipsters vaya. “Vale. La moda es Bukowski, entre progres madrileñas. Yo dudo incluso de que el tipo se llame así.” Después solo hace que despotricar sobre él (lo decora con palabras bonitas) “Bukowski, en fin, me parece la última expresión de brutalidad, de torpeza, de anarquía sin gracia y zafiedad sin estilo”. Vaya, que se quedó a gusto el señor Umbral. Por si os interesa aquí está.

Personalmente no le hago mucho caso al artículo, pese a que está escrito por alguien que fue muy importante en nuestra literatura. Me quedo con que hace 35 años, cuando los primeros recopilatorios de relatos de Bukowski se tradujeron al castellano y Anagrama los publicó, ya tenía toda una corriente de seguidores (y de detractores) que alababan sus historias y que se entretenían con ellas pese a que no fueran del gusto de los académicos. 



Y es que, para lo bueno y para lo malo, Bukowski nunca pasa de moda.

0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...