dimecres, 16 d’octubre de 2013

El cine italiano según Scorsese (Il mio viaggio in Italia, 1999) de Martin Scorsese



"Las películas tocan nuestros corazones, despiertan nuestra visión, y cambian nuestra forma de ver la cosas. Nos llevan a otros lugares. Nos abren las puertas y las mentes. Las películas son los recuerdos de nuestra vida. Tenemos que seguir con vida". 



Documental de algo más de cuatro horas de duración -divididas en cuatro partes iguales- escrito y dirigido por el reputado director norte-americano Martin Scorsese. En él, se nos presenta un viaje a través de la historia del cine Italiano desde la perspectiva del director, que ejerce como narrador del mismo.

Paisà (ídem, 1946) de Roberto Rossellini 

En una televisión de 40 cm, junto con sus padres y abuelos. Así fueron las primeras experiencias cinematográficas de Martin Scorsese, que inicia este trabajo documental contextualizando su historia familiar -su familia emigró de Sicilia hacia Nueva York en 1909- y exponiendo sus primeras impresiones, las de un niño, antes los films italianos que emitían en la televisión estadounidense.

Nos encontramos, pues, ante un homenaje a aquellos autores que influyeron, desde la más temprana edad, no sólo al Scorsese cineasta, sino también a la persona. Como bien dice el propio realizador en el epílogo del film que nos ocupa, no se trata de un estudio riguroso de la historia del cine italiano, sino de un canto de amor hacia el mismo, y un intento de transmitir dicho sentimiento hacia todo espectador que se disponga a visionarlo.

Ladrón de bicicletas (Ladri di biciclette, 1948) de Vittorio De Sica 


El director neoyorquino centra su viaje en cinco realizadores: Roberto Rossellini, Vittorio De Sica, Luchino Visconti,, Michelangelo Antonioni y Federico Fellini. Haciendo especial hincapié en la etapa neorealista de alguno de ellos.

Evidentemente, la riqueza del cine italiano daría para hablar sobre muchos más autores, pero estos son los cinco que más han marcado la vida de Scorsese, y por eso nos presenta varios de sus films mediante cortes de los mismos y nos ofrece su visión sobre ellos.

Entre las películas que Scorsese destaca con mayor énfasis encontramos: Paisà y Europa 51' de Rossellini, El Ladrón de Bicicletas y Umberto D. del maestro De Sica, Senso de Visconti, La Aventura del gran Antonioni y Otto e Mezzo de Fellini.

Senso (ídem, 1954) de Luchino Visconti 

Cuando un auténtico maestro del cine como es Martin Scorsese te habla con pasión, con amor, con admiración, en definitiva, sobre estas películas, uno no puede evitar emocionarse. Al terminar el documental, no puedes evitar sentir la necesidad de visionar aquellos films que marcaron para siempre la vida de uno de los mayores cineastas norte-americanos de las historia. Scorsese consigue transmitir su pasión por el cine italiano y, por lo tanto, cumple con su objetivo inicial.

Fellini, ocho y medio (Otto e mezzo, 1963) de Federico Fellini 

Quizá este no sea el mejor documental jamás realizado, pero si que es una pieza única que todo amante del cine sabrá apreciar. En la conclusión del mismo, Scorsese nos da las gracias, y, desde Vox Ultra, queremos ser nosotros quien se las damos a él. Gracias Martin.






0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...