dijous, 17 d’octubre de 2013

Sade; My 80's love


Dado que unos se sorprendieron al compararla con Solange, otros la desconocían y muchos otros compartían mi gusto, he creído oportuno dedicar un rato a escribir sobre ella.

Sade; solo tengo amor y desconozco algo que se ajuste más a la definición de amor que su música. Helen Folasade Adu es una nigeriana nacida a finales de los 50’s en Ibadan donde su padre –de origen nigeriano– era profesor de ciencias económicas y su madre –inglesa– ejercía como enfermera. Sus padres se conocieron cuando él estudiaba en Londres y poco después de casarse se mudaron a Nigeria. Allí nadie llamaba a Helen por su nombre inglés, lo que explica su nombre artístico. No tenía aún los 5 años cuando sus padres se separaron y se fue a vivir con su madre y su hermano mayor a Essex, un condado al este de Londres.


Unos años más tarde, en la universidad, conoció a Pride, una banda de funk. Cantar con ellos fue lo que le ayudó a rodarse en el mundo de la música y superar su miedo escénico. La propia Sade afirma que junto a Pride aprendió lo que es “escenario y carretera” en una gira de prácticamente 3 años por UK, que le granjearon la atención de cazatalentos y alguna que otra oferta como solista que terminó por declinar. Solo decidió firmar un contrato cuando Epic Records accedió a incluir a Stewart Matthewman, Andrew Hale y Paul Denman en el contrato, guitarrista/saxofonista, teclista y bajista respectivamente.

Pride featuring Sade

Y así es como con 25 ya has enamorado a todo Reino Unido y gran parte del mundo. Los 80’s vieron publicarse 3 de sus 6 álbumes de estudio que han recibido ya halagos de todos los colores y formas posibles (ha sido nominada a los American Music Awards, MTV Video Music Awards y ha ganado tres Grammy: en 1986 al Mejor Nuevo Artista, en 1994 a la Mejor Grabación R&B por No Ordinary Love y en 2002 al Mejor Álbum de Pop Vocal con Lovers Rock).


Sade - The Sweetest Taboo

Su sonido, influenciado por Nina Simone, Asturd Gilberto y Peggy Lee, es una excelente combinación soul, jazz, R&B, quiet storm –para mí, su máximo exponente como mujer, con el permiso de Lauryn Hill y Erykah Badu– y sophisti-pop (quizás las características éste son las que más se ajustan). La categoría va a gusto del consumidor pero los factores comunes son la elegancia, la sensualidad y la calidez que desprende la musa más sexy de finales del siglo XX.


Hasta aquí todo correcto, no es mucho más que lo que escriba, de forma general, un embobado cualquiera, pues bien, subrayemos los que me parecen que son sus puntos fuertes:

Gusto exquisito; si algo la ha elevado por encima del resto de música “contemporánea” es el acierto en su carrera, ha sabido dar/hacerse con el sonido que más la definía y evolucionar en una misma línea de buenas decisiones. Hasta su disco más flojo (Stronger than Pride) contiene canciones que bien merecen el TOP 50 de la década, como es el caso del tema casi homónimo del álbum, Love is stronger than pride.

Sade - Love is Stronger than Pride

Grupo talentoso; ¿Qué puede uno decir del alma que sopló en el saxo de Jezebel o el que inicia Your love is king? Yo sé que lo que está de moda es decir que Coltrane es el saxo por excelencia pero Stuart Matthewman is the man para mí. Además de su excelsa labor en la composición lírica.

¿Y qué puede decirse, sino, de Martin Ditcham y la percusión inimitable –véase The Sweetest Taboo– que aporta desde la genialidad? Su trabajo hace que música notable se convierta en excelente.

Sade - Jezebel

Lealtad; rechazando contratos por los que más de uno vendería hasta su madre, Sade siempre fue fiel a su grupo, hace 30 años comenzó como vocalista del grupo de unos amigos que a día de hoy perdura.

Sensualidad; la que hemos comentado anteriormente, una sensualidad que cuesta encontrar en la frivolidad del hoy, sensualidad elegante y sincera; su música e imagen exótica y sofisticada lanzaron a Sade como icono femenino de la década, las revistas hacían cola para situarla en sus portadas. “No era marketing”, dice. “Era sólo yo, no trataba de promocionar una imagen”.


Locura en dosis justas; una vida amorosa muy “dinámica” e intensa que la llevaron además a coleccionar alguna que otra anécdota. En 1997 la arrestaron en Jamaica cuando viajaba con la que era su pareja en ese momento, Bob Morgan, a causa de una discusión con un policía local. Fue dejada en libertad tras lo que se marchó del país advertida de un nuevo arresto si volvía alguna vez.

Recopilatorio en activo; en 1994 se publicó 'The best of Sade', 16 canciones de los 4 anteriores LPs. A diferencia de otros muchos (sino todos) recopilatorios de diversos artistas, éste está estudiado de forma que la línea musical es congruente aun incluyendo los temas en un orden no cronológico. Un conjunto de temas producto de una selección cuidadosamente exquisita.

The Best of Sade (Full Album)


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...