dimecres, 15 de gener de 2014

Cuando la NBA conoció la música (When NBA met music); Parte I


La relación entre el baloncesto y la música es innegable, más concretamente si hablamos de NBA, el rap ha sido el género por excelencia. El deporte y la música han sido las únicas vías posibles mediante las cuales salir del hood para muchos chicos negros de barrios marginales. Al final del túnel todos esperan contratos millonarios y lujos, como bien retrataba Spike Lee en 'He Got Game', protagonizada por Ray Allen aka Jesus Shuttlesworth (aprovechando que hace apenas unos días pudimos verle luciendo el nickname en su jersey de Miami).

Pero no solo eso, 2 de los artistas más conocidos han tenido y tienen relación con grandes franquicias de la NBA, Jay Z fue poseedor de un 1% de los Nets y lideró el traslado de éstos a Brooklyn desde New Jersey, y Drake, por su parte, ha emprendido un nuevo proyecto junto a los Toronto Raptors, cuyo resultado está aún por ver.


Y por supuesto, la lista de bandas sonoras que han proporcionado Kurtis Blow, Young Jeezy, Maino, Lil B, Gucci Mane, Kendrick Lamar o RiFF RAFF es muy extensa. Sin embargo, la música no ha ido siempre en esa dirección, en ocasiones de la propia NBA ha surgido la música.

Parece ser que Wayman Tisdale, quien jugó de ala-pívot en los 80's y 90's, abrió la senda de la música para jugadores de la mejor de las ligas de baloncesto tocando el bajo. En 1995 vio la luz su primer disco editado de título claramente inspirado, Power Forward, el cual fue galardonado con el Legacy Tribute Award por el Oklahoma Jazz Hall of Fame. Wayman tiene un total de 9 LPs publicados sin contar su 'Greatest Hits'.


Si seguimos tirando del hilo sin entrar todavía en el rap, tenemos a Walter McCarty, otro ala-pívot retirado que ejerce como entrenador asistente de los exlíderes de la división atlántica y actuales tankeadores, Boston Celtics. McCarty empezó su recorrido musical con 'Moment For Love' (2003) su álbum debut. Su último trabajo fecha de finales del 2012 y la verdad, no es, ni mucho menos, el peor R&B que he oído, juzgad vosotros mismos.


Ahora sí, llega el momento del rap. A principios de los años noventa Epic Records, un sello de New York, trabajó en una compilación de canciones interpretadas por jugadores de la NBA, ha sido el único intento formal que hemos llegado a ver en cuanto al susodicho tema se refiere. Se tituló 'B-Ball's Best Kept Secret' y quedó en un recopilatorio anecdótico ya que su calidad era la que se podía esperar. Por parte de la NBA participaron Dana Barros, Malik Sealy, Shaquille O'Neal, Cedric Ceballos, Brian Shaw, Chris MillsJason KiddJ.R. Rider, Dennis Scott y Gary Payton, éstos fueron "ayudados" por Ill Al Skratch, Warren G, Sway & King Tech (YOU AIN'T GOT THE ANSWERS SWAY), Money-B, Grand Puba, Sadat X, AG y Diamond D.


Y repite O'Neal por peso pesado (en todos los sentidos posibles), Shaq tiene a sus espaldas, además del tema que comentamos, 5 LPs, un álbum recopilatorio, 4 singles en 2 BSOs y un famosísimo beef a Kobe Bryant. No todo queda en la música, Shaq Attaq ha protagonizado un par de bailecitos en ediciones del All-Star Weekend que pasaron a la historia, véase el de 2007 y el de 2009. Muy probablemente sea el jugador de la NBA más asociado al hip hop, pero por su relevancia en general, no por su talento en la música o el baile.


Si cuando mencionamos a Shaquille y el beef no os viene a la cabeza su (una vez) archienemigo Charles Barkley no sé qué hacéis aquí. Así es, Sir Charles no podía quedarse atrás y aparece "rapeando" en el siguiente spot de Taco Bell en el que también podemos ver a Lamar Odom (aquí el freestyle que protagonizó al más puro estilo RiFF RAFF, sin camiseta y hasta las cejas). Chuckster no contento con eso, estuvo rapeando sobre Watch the Throne en un club, pero no queda claro si su falta de maneras es por el alcohol o viene de serie.



0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...