dimarts, 23 de desembre de 2014

William Shakespeare en el cine: Otros títulos


"El mundo entero es un teatro." 

Cita extraída de "Como gustéis", 2.º acto, escena VII.


En esta publicación recogemos otras adaptaciones de la obra de Shakespeare, más allá de las cuatro ya revisadas. Aquí encontrarán versiones de Otelo, Ricardo III o Enrique V, entre muchas otras.


-Otelo (The Tragedy of Othello: The Moor of Venice, 1952) de Orson Welles

El rodaje de Otelo supuso una auténtica odisea para Orson Welles y todos los que trabajaron en ella. Los múltiples problemas de financiación llegaron a alargar la filmación de la película hasta cuatro años, y todo para que finalmente y tras distintas trabas no existiera forma legal de exportar y comercializar la misma. Pese a ello, Welles y su equipo consiguieron que fuera admitido en Cannes -esta es la única película que ha participado en el certamen francés sin una delegación nacional- y la película consiguió el Gran Premio del Jurado en la edición de 1952. La mejor versión del Othello de Shakespeare.




-Ricardo III (Richard III, 1955) de Laurence Olivier

Protagonizada por él mismo, Olivier dirige otra adaptación de un clásico Shakespereano. En esta ocasión, se acerca a la siniestra figura de Ricardo III, rey de la corona británica en el Siglo XV. La cinta, rigurosa y de extensa duración, goza de una extraordinaria reputación por parte de la crítica especializada.




-Looking for Richard (En busca de Ricardo III) (Looking for Richard, 1996) de Al Pacino

Película documental que intercala representaciones de la obra de Shakespeare con reflexiones acerca de la obra de este autor, su contemporaneidad y la forma en que estas se pueden acercar de forma más eficaz al gran público. Al Pacino dirige, co-escribe y encabeza el reparto del filme.



-Enrique V (The Chronicle History of King Henry the Fift with His Battell Fought at Agincourt in France, 1944) de Laurence Olivier

Primera adaptación de Olivier de una obra de Shakespeare y también la primera de todas ellas que fue presentada en color. Se trata de una interesante versión muy fiel a la historia y que avanza la capacidad del director inglés para llevar a la pantalla la obra del gran dramaturgo. La película recibió cuatro nominaciones a los Oscars.



-Enrique V (Henry V, 1989) de Kenneth Branagh

Debut tras las cámaras de Kenneth Branagh. El director norirlandés se estrenaba con esta sobria versión de la obra Shakesperiana protagonizada por él mismo -al más puro estilo Olivier- y Emma Thompson, una habitual en sus filmes. También destaca la presencia de Derek Jacobi, Judi Dench o un joven Christian Bale.



-Cielo amarillo (Yellow Sky, 1948) de William A. Wellman

Clásico del Western encabezado por Gregory Peck y Anne Baxter en el que el guionista Lamar Trotti se inspira libremente en "La tempestad" de Shakespeare y en una historia de WR Burnett. Se trata de un más que destacable título del cine del oeste que toma inspiraciones clásicas y mezcla sutilmente el cine negro o la intriga con el tan habitual y mítico escenario americano del Siglo XIX.



-Sonrisas de una noche de verano (Sommarnattens leende, 1955) de Ingmar Bergman

Bergman se inspira libremente en "El sueño de una noche de verano" para construir esta picarona comedia ambientada en la Suecia de inicios del Siglo XX. Con algunos de sus habituales en los roles principales -Harriet Andersson, Bibi Andersson o Gunnar Björnstrand-, Bergman entrelaza magistralmente distintas historias en un film más que notable. 




-Julio César (Julius Caesar, 1953) de Joseph L. Mankiewicz

Fiel adaptación de la obra Shakespeareana que respeta en gran medida el texto y el sentido original del mismo. Con un espectacular Marlon Brando en el papel principal, Mankiewicz hace gala de todo su talento en el que sin duda es uno de sus grandes trabajos. Un clásico imprescindible que cosechó incontables premios en Estados Unidos y Europa.





-Campanadas a medianoche (Falstaff, 1965) de Orson Welles

Ambientada en la Inglaterra del Siglo XV, Orson Welles construyó un guión para esta película inspirándose en cuatro obras distintas de William Shakespeare: "Enrique IV", "Enrique V", "Las alegres comadres de Windsor" y "Ricardo II". Con un ritmo trepidante, sutilezas cómicas y una inolvidable batalla rodada de forma magistral -claramente inspirada por Sergei M. Eisenstein-, Campanadas a medianoche supuso la última incursión de Welles en la obra del poeta inglés. 





-Mucho ruido y pocas nueces (Much Ado About Nothing, 1993) de Kenneth Branagh

Buena adaptación de la obra homónima de William Shakespeare dirigida, escrita y protagonizada por el propio Branagh. Plagada de caras conocidas -Emma Thompson, Denzel Washington, Keanu Reeves o Michael Keaton-, esta comedia cosechó notables críticas y un sinfín de nominaciones en los distintos certámenes cinematográficos de 1993.


  

-El mercader de Venecia (The Merchant of Venice, 2004) de Michael Radford

Regular versión del clásico que destaca más por aspectos técnicos y sus protagonistas -Al Pacino y Jeremy Irons- que por otra cosa. La crítica nunca ha sido muy generosa con ella, pero lo cierto es que no hay otra adaptación de El mercader de Venecia que se pueda anteponer a ella. 






"Es mejor ser Rey de tu silencio que esclavo de tus palabras"



0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...