dijous, 20 de febrer de 2014

True Detective



Cinco capítulos de esta nueva serie que se emite en la HBO han bastado para que medio mundo se haya encandilado con la trama creada por Nic Pizzolatto y la hayan elevado la categoría de serie de culto. La trama parece sencilla, dos policías con personalidades antagónicas intentan resolver un caso de un asesino en serie, pero os aseguro que de sencilla tiene poco. Al parecer cada temporada tendrá su caso propio e incluso sus propios personajes así que no tendrán nada en común.

En esta primera temporada los dos protagonistas son Rust Cohle (Matthew McConaughey) y Martin Hart (Woody Harrelson), que si me lo llegan a decir hace dos años ni la hubiera visto, pero la transformación que ha sufrido McConaughey ha sido espectacular. La serie trata con dos lineas de tiempo diferentes y entre estas dos líneas hay 17 años de diferencia.


En el presente, dos detectives jóvenes investigan el caso de un asesinato que llevaron Rust y Martin a mediados de los 90 y por ello les hacen reconstruir (por separado) toda la investigación. Las preguntas sirven de hilo conductor para explicar paso por paso como trabajaron en aquel caso, pero no les dicen por qué lo están volviendo a investigar.

17 años atrás, Rust y Marty son dos detectives de Lousiana e investigan un caso de asesinato muy extraño que les llevará a los lugares más sórdidos del Estado. Marty es un padre de familia de lo más normal mientras que Rust parece que esté loco, experiencias traumáticas en el pasado han hecho mella en su personalidad y tendrá enfrentamientos con su compañero.

"Then start asking the fucking questions"
Las actuaciones son de primer nivel, pero McConaughey sobresale por encima de los demás y prácticamente se adueña de la serie. El apartado técnico está muy bien cuidado y a estas alturas ya os sonará el plano secuencia de más de 6 minutos al final del cuarto capítulo dirigido por Cary Joji Fukunaga; incluso algunos ya lo han considerado como el mejor que se ha hecho jamás en la pequeña pantalla. En mi caso, creo que no parpadeé ni una vez en esos seis minutos.

Los diálogos hacen que no te quieras perder ni un solo segundo del capítulo, las conversaciones psicológicas y hasta metafísicas te hacen plantearte si Rust Cohle es un genio o un loco más. Posee una gran “opening scene” y la banda sonora de la serie en general está muy bien escogida. En cuanto a la ambientación de True Detective, he de decir que es uno de sus puntos fuertes, nos encontramos en ambientes sombríos y decadentes (inspirados en los cuentos de Lovecraft) que dan la sensación de estar alejado del mundo.



Se ha comparado a True Detective con Twin Peaks por aquello de que en la serie de Lynch era “¿Quién mató a Laura Palmer?” y en la de Pizzolatto es “¿Quién mató a Dora Lange?”, pero más que a la magnífica serie Twin Peaks, yo diría que su gran inspiración la recoge del cine del David Fincher, especialmente Se7en; las historias son muy similares y la perversión y satanismo están presentes en las dos obras.


Es, sin lugar a dudas, la serie del año.

Sí, con sólo cinco capítulos.


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...