dilluns, 22 de setembre de 2014

BAM: PXXR GVNG y High Tone (Crónica)


El 24 de septiembre de cada año desde 1871, en Barcelona, se celebra la fiesta mayor, ésta coincide con la festividad de la Vírgen de la Merced (Mare de Déu de la Mercè) conocida como la Mercè. Al ser Barna una capital mundial no se iba a conformar con un solo día así que hay una semana entera (culminando el 24) de actividades programadas por toda la ciudad. Yo nunca he sido muy fan del folklore y la cultura catalana, en este caso concreto, no soy de Barcelona capital y si a eso le sumas mi sennaciismo parece bastante lógico que no haya estado ni muy pendiente ni muy presente en las susodichas fiestas, pero anoche sí.

Las noches del 19, 20, 21 y 23 el ayuntamiento ha desplegado una red de escenarios en muchos puntos de Barcelona, entre el BAM (Barcelona Acció Musical) y los conciertos programados para la Mercè: música hay más de media docena con música para todos los gustos. De la larga lista de artistas que leí por encima, tan solo encontré dos conciertos de artistas por los que siento especial simpatía, Fuel Fandango y Pxxr Gvng. Los andaluces tenían cita con el público barcelonés el viernes a las 22:30, así que dado que había salido el jueves, no me encontraba con fuerzas como para hacerle el lío a mis colegas para que me acompañaran en un ir y venir a la capital al concierto de un grupo que, al fin y al cabo, ya tuvimos oportunidad de presenciar en el Arenal Sound del año pasado, que nos gustó, pero no somos nignunos fanboys. Así que los autoproclamados "mafia del amor", con la actuación prevista para el sábado noche tenían todas las papeletas para ser el objetivo principal.


Llegados a este punto ya encuentro algo que me parece interesante. Por suerte, creo, el gusto musical de mi grupo de amigos es muy dispar, no solo en cuanto a género sino también en qué grado les gusta o no la música, por lo cual gozo de ciertas ventajas como el enriquecerme aprendiendo sobre muchos otros géneros sin sacrificar el tiempo que dedico a mis favoritos, o el dejar atrás estereotipos y prejuicios absurdos pudiendo tener la mente más abierta en cuanto a lo musical. Pero por el mismo motivo también sufro algunas consecuencias negativas; ir a un concierto es algo, cuanto menos, complicado de cuadrar, quiero decir, podría liar a uno o dos pero no hay grupo conocido hasta el momento que nos convenza a siete u ocho de nosotros, sin embargo Pxxr Gvng puede ser uno de los grupos que más tienen ganado en ese aspecto. Hacen una música muy variada, salta a la vista, y han sido suficientemente hábiles dejándose llevar por las corrientes musicales del momento haciendo suyas, en parte, esas influencias. Su polivalencia y variedad de repertorios son clave, pero no querría olvidar algo que parece estar pasando desapercibido, en Pxxr Gvng han sabido -o han tenido la suerte, según si es algo voluntario o no- encontrar el grado de complejidad (la ausencia de ella más bien) adecuado para abarcar a un gran público, bastante amplio y variado dentro de lo que es el hip hop -sobre todo el nacional- al menos. 

A lo que vamos, como buenas divas llegamos tarde, si el tiempo reservado a la actuación ya era breve nosotros lo acentuamos aún más. Debo admitir que ésta ha sido la primera vez que los he visto en directo y eso que oportunidades han habido, pero me he echado atrás por dos motivos, el económico, es evidente, ha tenido cierto peso. El precio de las entradas de los conciertos que he visto anunciar no son ni mucho menos inaccesibles pero lo pongo en relación con el dinero que he gastado (invertido) en música y ni los pobres ni mi pobre economía dan la talla. El otro de los motivos, y éste es el que más importancia tiene para mí, es el público. Soy consciente de que esto va a sonar pedante y puede que lo desaprobéis pero no quiero ir a un concierto al que van los tipos que veo en el video de algún bolo suyo o los que leo en FB, Twitter y YouTube. No me malinterpretéis, son personas que van al concierto de un grupo que les gusta y eso es genial, pero yo no adapto mi vida según el grupo del momento, no me visto con su merchandising ni los tengo como modelos a seguir, no los trato como semidioses, y eso allí desentona. Si he ido en esta ocasión ha sido precisamente porque las condiciones habían cambiado, era gratis, podría haber un público distinto y no iba, única y exclusivamente, a verlos sino que estaban dentro del plan para esa noche.


.

En los últimos 30 o 40 minutos que pudimos presenciar sonó un tema para cada uno de ellos (Pa' bravo yo, El Babour y A.D.R.O.M.I.C.F.M.S.) y a continuación un par de canciones como grupo. La gente allí presente era bastante sosa en general, no quise meterme en el barullo de primeras filas así que me quedé algo atrás. No fueron pocos los que se giraron sorprendidos al oirme cantar algunos temas, como si tu situación en el concierto estuviera regulada por cuánto te gusta el grupo y en qué medida te sabes las letras, como comento, fui allí a pasarmelo bien así que no me importó lo más mínimo pero sí es cierto que me llamó la atención. A destacar, el padre del Seco en el escenario al sonar A.D.R.O.M.I.C.F.M.S. donde dice "free my nigga father"; una tangana en la primera fila que no llegó a nada pero granjeó algunos comentarios graciosos y el acabar la movida con WVSVP BRXCKY, el tema por excelencia de risas con mis colegas (muy cerca de Enamorao de una clienta), entre otras cosas por la referencia a la Mae West, una de las dos grandes discotecas de Granada, en la que estuvimos este mismo verano y el lugar uno encuentra más mujeres bonitas por m² probablemente de toda Europa.


Al terminar, los 4 componentes del grupo bajaron para charlar, repartir pegatinas y hacerse fotos con la gente que no se había ido. Ese fue el peor momento de la noche, me sentí algo incómodo al ver el fenómeno fan con mis propios ojos, Yung Beef hacía la de Justin Bieber con los chavales que se lo rifaban para las fotos. Una cría se derritió al poder grabar para su Instagram al Seco haciendo poco más que mencionarla. Nosotros estábamos esperando encontrarnos con un par de colegas más en ese mismo lugar y aproveché, muy impulsado por el pedo que llevaba, para acercarme, echarme las risas y soltarles cuatro paridas.

Una vez estuvimos todos, fuimos a por un par de cervezas y dar una vuelta viendo el ambiente. Ningún escenario nos llamó la atención en ese momento así que acabamos volviendo al anfiteatro, de donde había recogido ya Pxxr Gvng, a la espera de descubrir que música sonaría entonces. Menuda sorpresa nos llevamos al descubrir a High Tone. High Tone es una banda procedente de Lyon, enmarcada en el dub, un género muy ecléctico que reúne elementos del hip hop, el dubstep, el ambient, el reggae, etc. En su caso también están influenciados por la música árabe y así lo hicieron notar introduciendo el sitar en más de una de las canciones que escogieron.

Este mismo año has publicado su trabajo más reciente (Ekphron) pero llevan más de una docena de discos a la espalda, y es que su creación como grupo tiene lugar en 1997. La propia "antigüedad" es uno de los motivos por los que se reivindican, según parece introdujeron sonidos categorizados como dubstep antes, incluso, de la creación de dicha etiqueta. Ya digo que no he tenido ni tiempo de bucear por sus discos pero son un grupo más que recomendable por lo escuchado hasta ahora.


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...