diumenge, 14 de setembre de 2014

Boyhood (ídem, 2014) de Richard Linklater



Boyhood es la última película de Richard Linklater (director de la trilogía romántica) y ahora mismo está es boca de medio mundo. Estamos delante de un singular proyecto grabado a lo largo de 12 años narrando la historia de un chico llamado Mason y su (inestable) familia. Durante esa docena de años vemos como Mason va quemando etapas en su vida y adquiriendo nuevas experiencias mientras los problemas familiares van haciendo mella en su forma de ser.

Además de Mason (Ellar Coltrane), también tiene un protagonismo especial su hermana Samantha, dos años mayor que él. Con Samantha también vemos como va dejando de ser la divertida e inocente chica que pelea con su hermano pasando a ser la típica adolescente americana con pájaros en la cabeza. Samantha está interpretada por Lorelei Linklater, hija del director de la película. Ethan Hawke y Patricia Arquette son las dos caras conocidas del reparto y los dos están a gran nivel. Mención especial para Ethan que parece que con Richard Linklater se transforma en un gran actor.


Como es habitual en sus películas, la cámara de Linklater se mueve sin excesivos alardes dando todo el protagonismo al guión y al carisma de sus actores y en ninguna película le había dado tan buen resultado. La duración de la película (cercana a las 3 horas) no se hace en ningún momento pesada o lenta pues vamos viendo saltos en el tiempo que a veces nos dicen más que lo que ocurre en la propia película.

Con los dos personajes principales vemos como van creciendo y adentrándose en el mundo adulto, pero pese a que la película está centrada en ellos, también vemos como sus padres evolucionan, reconocen errores pasados y rehacen sus vidas ante la mirada crítica de sus hijos que se ven envueltos en el terremoto emocional por el que les llevan.


La grabación de Boyhood ha sido llevada a cabo durante una semana al año y gracias a esta peculiar forma de rodar una película vemos como aparecen en los diálogos grandes acontecimientos de los Estados Unidos en el siglo XXI como la Guerra de Irak o la elección de Obama como presidente. Pero no sólo momentos históricos, también vemos como afecta a los jóvenes tecnologías como los videojuegos del momento, el teléfono móvil o incluso las sagas de Harry Potter o Crepúsculo. Todo esto hace que Boyhood sea además una capsula del tiempo en la que jóvenes y mayores se encuentran identificados, pues la historia de Mason es también nuestra historia.

El guión está escrito por el propio director Richard Linklater y, pese a que es posible que en ocasiones pueda ser algo predecible y con algún tópico, es un guión con diálogos entretenidos, conmovedores y muy ágiles pese a la durada del largometraje. También es destacable la banda sonora de Boyhood, pues tiene un peso muy importante en la película, pero lo curioso es que Linklater utiliza canciones conocidas en el momento en el que realiza la grabación, incluso como hilo conductor de la película y esto provoca que aparezcan canciones de grupos como Coldplay, Arcade Fire o incluso Soulja Boy.

Boyhood es una película de la que se seguirá hablando de aquí a una década gracias a su particular modo de grabación, pero más allá de su interesante propuesta, es una gran película que ya está en muchas quinielas para la temporada de premios.

1 comentari:

  1. Me ha gustado mucho y como tú mencionas no se hace pesada en ningún momento.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...