dilluns, 14 d’abril de 2014

Chief Keef; A Chiraq Soldier


En Chicago, la ciudad del viento, encontramos uno de los índices más inquietantes en cuanto homicidios, no solo de Estados Unidos sino de todo el mundo. en 2012 se registraron 506 homicidios, lo que significa una media de casi dos cada día o 200 muertes más de las que se contaron en Afganistán.


El panorama en el núcleo urbano más poblado de Illinois es alarmante, así como en otras ciudades del propio país (véase Detroit, St. Louis o Baltimore), pero una de las diferencias respecto a éstas es que en Chi-Town ha surgido recientemente un subgénero del hip hop que ha cautivado los oídos menos exigentes del mundillo, el drill. Tanto la crudeza y la violencia que reflejan sus letras como beats tienen una clara influencia del trap sureño. No debe ser nada nuevo para todo aquél que se proponga estar un poco al día de la escena estadounidense, ya que sea por las constantes polémicas noticias que protagoniza una de las cabezas más visibles del género, Chief Keef, o por la repercusión que tiene dicho sonido en otros ámbitos (la reciente colaboración de Nicki Minaj con Lil Herb es un claro ejemplo).

Personalmente, consumo -aún en modo rookie- una considerable cantidad de esta música. Lo hago porque no es tan solo el sonido lo que me atrae, sino el panorama que lo envuelve, la realidad que se vive en los barrios pobres de la ciudad que vio crecer a Kanye y a Lupe, de "Chiraq". Es imposible que no despierte algo en ti el hecho de escuchar un día 4 temas de L'A Capone, un mocoso con poco más de 16 años, y a los pocos meses leer que ha muerto, que le han pegado dos tiros en medio de la calle; o que un colega suyo, RondoNumbaNine, con el que tiene varias canciones y que también te gustaba su rollo va a entrar en la cárcel por hacer lo mismo que alguien le hizo a L'A, en mi caso eso despierta un interés evidente. #FreeRondoNumbaNine #RIPLACapone


Es por ello por lo que me encantaría dedicar una entrada, dos o una semana monográfica al tema pero mi desconocimiento es demasiado grande como para meterme en un jardín de esas dimensiones. Así que, no pudiendo evitar tratar de alguna forma esta cuestión, me he decidido a escribir sobre lo que sí puedo, mi opinión y mis gustos (aquí es cuando os doy la oportunidad de sudar de seguir leyendo porque os da exactamente igual lo que yo opine o deje de opinar).

Para los raritos que hayan seguido comentaré un par de aspectos en relación a Chief Keef. Ya he mencionado antes que es uno de los máximos exponentes de la drill scene, es difícil calificarle o no como originator puesto que habían otros artistas que pusieron a la vez las primeras piedras pero lo que podemos afirmar sin miedo a equivocarnos es que la publicación de su single I Don't Like en marzo de un lejano 2012 y su correspondiente videoclip cinco meses más tarde supusieron un fenómeno viral en internet que acabó por convertirse en la puerta hacia esta nueva escena neonata.

Mi descubrimiento de Keef no fue algo especial, como la mayoría, vi el susodicho clip y no pude quitarme la canción de la cabeza en una semana, rebusqué un poco entre la basura de internet con la esperanza de encontrar otra perla como la que tenía con Lil Reese que no hubiera explotado aún, pero no encontré nada de valor hasta que un par de meses más tarde el tuitdifunto Bankley (#RIPB7NKLEY) me pasó Love Sosa durante una conversación en la que nos mofábamos de lo malo que era Soulja. Era la risa escuchar esa canción del niñato de turno metido hasta las cejas que, pronosticábamos, sería el próximo juguete roto del rap en USA. La primera escucha era infumable pero a medida que ibas dándole al play iban aumentando las ganas de dejarla en repeat, el resultado fue otro hit.


Eso era 2012, dos años más tarde me veo creando una carpeta en el escritorio en la que guardo aberraciones musicales que podría escuchar durante semanas y Sosa tiene más de un tema.

¿A santo de qué digo esto? Esto lo escribo para introducir la cuestión central, hace unos días leí una noticia publicada en conceptoradio titulada "Shooters" de Chief Keef es lo mejor que el capo de los Glory Boyz te puede ofrecer..., ésta trataba sobre las dos últimas canciones del de Chicago, Shooters y HundredsDicen que el primero es el mejor de sus singles, que tiene "coros entristecidos, elegantes telas de sintetizador y acabado futurista". Pues bien, discrepo al 500%, no son coros entristecidos es la voz de un tipo que se mueve entre la marihuana y el lean, además, la letra no dista de a lo que nos tiene acostumbrados. Eso de las elegantes telas de sintetizador... a mí me parece un beat, a todos los niveles, muy pobre además de monótono. Y el acabado futurista, no sé si lo deducen del exceso de delay en todo el tema, del efecto que aparece en el 2:52, el que podías hacer en 2007 con el Virtual DJ, o del halo de suspense en plan Expediente X que desprende el sintetizador. En cualquier caso, Shooters me ha parecido un tema mediocre (dentro de los parámetros ChiefKeefianos) con un par de líneas casi memorables.

"I got a AK same height Kay Kay"

En lo que sí coincido totalmente es en la chapa que dan los múltiples tags de DJ Hustlenomics, se repiten hasta la saciedad y aparecen de principio a fin. Si de Shooters se trata, tal y como tuiteé hace unos días, pienso que el tema de RondoNumbaNine y L'A Capone, antes mencionados, le da mil vueltas al de Sosa.

Y lo justo sería que dijera cuáles son los temas del Glo Boy que me parecen un desfase para que cualquier miembro de dicha web, amigo o conocido pudiera devolverme la colleja. Ol rait, me rebozo con los temas pasadísimos de autotune (tienen un plus si hace gárgaras en él) y beats tan altos que se comen la voz a veces y me pueden estribillos que parecen mal cantados a propósito que acaban por fliparme por lo sucios que son. Creo que es la mejor forma de la que soy capaz de describirlo, para quien no lo entienda, y con esto acabo, me refiero a temas como estos:

1 comentari:

  1. Queremos más entradas sobre esta shit. Chief Keef tiene temas totalmente inaudibles pero tiene auténticos bangers, las produs de Young Chop son bestiales y CK es una bestia en los hooks. Lo que me llama la atención es lo mal que lleva su carrera en un asunto tan sencillo como el orden, no tiene un canal de Youtube claro (hay varios), saca temas sin especificar para que mixtape o album son, no hace entrevistas o incluso las rechaza y claro, esto hace que temazos como Macaroni Time (para mi gusto) pasen "inadvertidos". No se, pero a mi me tiene enganchado.

    ResponElimina

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...