diumenge, 13 d’abril de 2014

Las diez mejores películas de Buster Keaton





1- El moderno Sherlock Holmes (Sherlock Jr., 1924) 


Sherlock Jr. es uno de los filmes más influyentes de la historia del cine. Repleta de inventiva y humor, Keaton da rienda suelta a su talento mediante el sueño de su protagonista, avanzándose en la técnica y la práctica varias décadas a su tiempo. 




2- El maquinista de la general (The general, 1926)


Considerada generalmente como la gran obra maestra de Buster Keaton, El maquinista de la general es sin duda una lección magistral de planificación, montaje y ritmo narrativo. Un viaje en tren delirante que se convirtió rápidamente en uno de los grandes hitos del cine mudo. Memorable.




3- Siete ocasiones (Seven chances, 1925)


Dividida en dos partes bien diferenciadas; asistimos en cada una de ellas a un registro del humor de Buster Keaton: En la primera apreciamos un humor reposado, de pequeños gestos, mientras que en la segunda gozamos de una de las más frenéticas exhibiciones atléticas del gran Buster mediante una surrealista persecución que forma parte de los anales de la historia. Una obra maestra en toda regla.




4- El héroe del río (Steamboat Bill, Jr., 1928) 


Buster Keaton se enfrenta a un huracán es una cinta repleta de efectos especiales perfectamente logrados y que incluye algunas de las secuencias más geniales de su director. Los riesgos físicos que tomaba Keaton se ejemplifican perfectamente en este largometraje. 




5- El cameraman (The cameraman, 1928)


Relato encantador que puede entenderse como una declaración de amor hacia la cámara. Los gags se suceden en las situaciones más inesperadas en el filme más romántico que dirigió Keaton. Su última obra maestra. 




6- El navegante (The Navigator, 1924)


Imaginación y humor en alta mar. Muchos de los cortometrajes de Buster Keaton guardaban una estrecha relación con el mundo marítimo y El navegante fue la culminación de los mismos en forma de largo. Keaton y su enamorada perdidos en medio del océano. La diversión está servida. 




7- La ley de la hospitalidad (Our Hospitality, 1923)


Disputas familiares y líos amorosos llevan al protagonista de esta película a encontrarse frente a la muerte y sus verdugos. La ley de la hospitalidad fue uno de los primeros largometrajes que dirigió Buster Keaton y, vista a día de hoy, se puede apreciar que es la precursora de un lenguaje que se encumbraría pocos años después.




8- El colegial (College, 1927)


El colegial no es uno de los trabajos más brillantes de Keaton, pero posee escenas de un humor visual realmente destacables. Además, ver a Buster en un campus universitario tratando de impresionar a su chica no tiene precio.




9- Las tres edades (Three ages, 1923)


Buster Keaton realiza una parodia de Intolerancia (Intolerance, 1916) de David W. Griffith y sitúa una misma historia en tres épocas completamente distintas: La edad de piedra, el esplendor de Roma y la actualidad (allá por los años veinte, claro). El resultado fue un apabullante éxito que auguraba el gran futuro de su director.




10- El boxeador (Battling Butler, 1926)


La total ineptitud de pamplinas con los guantes era de preveer. El problema está en que debido a una confusión se verá obligado a subirse al ring. Una obra menor pero perfectamente apreciable. 


0 comentaris:

Publica un comentari a l'entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...